24 Horas Antes – Diabla

diabla_bolivia_moda_2016_pilchas_y_pintas_2

Hay los que lo hacen solos y hay los grandes equipos. Conformado por Julia Beatriz Navajas y Pamela Gallardo, dos tarijeñas que se complementan mejor que el pastel y el api, Diabla a conquistado corazones con sus coloridos e intrínsecos diseños. Desde la chura Tarija hasta “las Europas” somos afortunados de leer las historias y fabulas bolivianas contadas en los colores, formas y detalles de sus collares, amparas y ch’uspas.

Dicen que dos cabezas piensan mejor que una y cuando de  prepararse y ultimar detalles 24 horas antes de un desfile dos chapacas son definitivamente mejor que una.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_2

Una noche antes del desfile de Diabla en el Bolivia Moda Otoño/Invierno 2016 cada una de las diablas estaba en dos lugares totalmente diferentes, por un lado Julia, que asistió como observadora al BoMo y por otra parte Pamela, a quien le tocaba desfilar en los cuadros de diferentes diseñadores y tiendas esa noche.
diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_8

El trajine continuó a las nueve de la mañana del día del desfile. Aún faltaban concretar algunos looks para esa noche. Si bien las prendas y accesorios ya estaban hechos, todavía tenían que decidir qué accesorios iban con qué vestidos. Ambas en pijama y gracias a la ayuda de Mathilde, quien se ofreció para modelar las prendas,  fueron combinando y finalizando los looks para su debut.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_4

Tras un rápido almuerzo en el Ventura volaron a la Fexpo para que Pablo pudiera dar el visto bueno. Con su ojo crítico y su perfeccionismo ayuda siempre a sacar lo mejor de cada diseñador. Es entonces que llega la hora de planchar cada uno de los vestidos, todo esto con ayuda de Patricia, Fabiana, Mathilde, María Haydee y las mamás de ambas chicas, quienes no dejan de apoyar de principio a fin y acompañan a Pame y Julia en toda la locura previa al desfile.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_2

Apenas da el tiempo para una rápida ducha en el departamento donde se alojaban. Ir y volver, con el tiempo que alcanza cabal casero como para que las modelos alcancen a medirse la ropa. A todo esto Pame tiene que desfilar para otras marcas y diseñadores, eso significa que debe peinarse y maquillarse.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_6

Para Julia se cumplen, con el 2016, tres años de mala suerte en los desfiles de Diabla. El 2014 se le rompió el pantalón antes de salir a la pasarela, el 2015 se le rompió el taco y este año  fue victima de una alergia fuertísima en la cara.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_3

A todo esto comienzan los cuadros, una tras otra, cada modelo que acaba de desfilar va directamente a vestirse. Mientras las Magníficas se ponen en fila se siguen ultimando detalles.

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_5

diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_9

El desfile dura aproximadamente dos minutos antes de que les toque salir. Cuando estas en la pasarela no ves nada más que las luces y sólo escuchas los aplausos.
diabla_bolivia_24hrs_pilchas_y_pintas_7

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Gracias por comentar! / Thank you for your comment!